Un nuevo modelo pedagógico

La escuela que queremos para el siglo XXI se fundamenta sobre las bases de un nuevo modelo pedagógico que crece a partir de la esencia de la pedagogía ignaciana y a partir de las aportaciones de la psicología del aprendizaje y la neurociencia.

    • Tenemos necesidad de un modelo y de un HORIZONTE de futuros compartidos. La escuela debe adaptarse a los cambios del siglo XXI y transformarse profundamente en su metodología, organización y arquitectura.